La International Commission on Non-Ionizing Radiation Protection (ICNIRP), la comisión internacional especializada en protección de radiación no ionizante, ha publicado una esperada revisión de las directrices que ya publicara en el año 1998 para determinar los límites de exposición para campos electromagnéticos utilizados por dispositivos como los teléfonos móviles. Esta revisión se ha publicado en forma de guía, denominada Guidelines for Limiting Exposure to Electromagnetic Fields (100 kHz to 300 GHz).

Las pautas recogidas en el documento cubren las próximas tecnologías 5G, así como la radio AM y DAB, WiFi, Bluetooth y los teléfonos móviles 3G / 4G utilizados actualmente.

Desde la publicación de las directrices de 1998, se ha producido una considerable cantidad de avances tecnológicos que ponen en cuestión la relación entre los campos electromagnéticos de radiofrecuencia (EMF) y los supuestos resultados adversos para la salud, por lo que en consecuencia, la ICNIRP ha actualizado esas directrices, que brindan protección a los humanos contra la exposición a EMF de 100 kHz a 300 GHz.

Esta publicación reemplaza de esta manera la parte de 100 kHz a 300 GHz de las pautas de radiofrecuencia de ICNIRP (1998), así como la parte de 100 kHz a 10 MHz de las pautas de baja frecuencia de ICNIRP (2010). Aunque estas pautas se basan en la mejor ciencia disponible en la actualidad, el organismo reconoce que este conocimiento puede tener limitaciones que podrían tener implicaciones para las restricciones de exposición. En consecuencia, las directrices se revisarán y actualizarán periódicamente a medida que se realicen avances en el conocimiento científico relevante.

El documento describe las pautas y su justificación, con un Apéndice A proporcionando más detalles sobre la dosimetría relevante y un Apéndice B proporcionando más detalles sobre los efectos biológicos y de salud reportados en la literatura.

El presidente de ICNIRP, Eric van Rongen, ha explicado que estas nuevas pautas de campos electromagnéticos que han tardado siete años en desarrollarse, son más apropiadas que las pautas establecidas en 1998 para las frecuencias más altas que se usarán para 5G en el futuro. En este sentido, ha afirmado que "sabemos que partes de la comunidad están preocupadas por la seguridad de 5G y esperamos que las pautas actualizadas ayuden a tranquilizar a las personas".

El presidente de ICNIRP ha afirmado que “las directrices se han desarrollado después de una revisión exhaustiva de toda la literatura científica relevante, talleres científicos y un extenso proceso de consulta pública, y brindan protección contra todos los efectos adversos a la salud científicamente comprobados debido a la exposición a los CEM en el rango de 100 kHz a 300 GHz".

Los vocales del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencia y Salud (CCARS) ya están trabajando en la elaboración de un documento de opinión en el que analizarán las propuestas de esta nueva guía de límites de exposición a campos electromagnéticos, y emitirán su opinión sobre el alcance de los mismos.

Para obtener más información sobre todo lo relacionado con esta nueva guía de límites de exposición a campos electromagnéticos, se puede acceder a la página web del ICNIRP, donde se ofrecen todos los detalles sobre la misma. Destaca en esta web la publicación de un apartado en el que se detallan la diferencias entre esta Guía de 2020 y la guía correspondiente a 1998.

Este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso Política de Cookies