No, no hay ninguna evidencia de que las ondas WiFi sean nocivas para la salud

Hoy en día hay redes WiFi por todas partes. Desde nuestras casas hasta el autobús. ¿Hay algún mecanismo biológico que pudiera implicar que estas redes son un peligro para nuestra salud? La respuesta corta es no. Tras décadas de estudios no conocemos ningún mecanismo biológico por el que estas redes pudieran afectar a nuestra salud. El único efecto biológico que tienen estas radiaciones electromagnéticas es un calentamiento de los tejidos. Sin embargo, en el caso de la WiFi, este calentamiento no es significativo a los niveles de exposición habituales. En las últimas décadas se ha explorado si podría existir algún otro mecanismo y no se ha encontrado ninguno que produjera efectos observables. Las WiFis trabajan a entre 10.000 y 100.000 veces por debajo de los niveles en los que esos efectos térmicos serían apreciables.

Sí, Bruselas ha detenido la implantación de la tecnología 5G, pero no por “amenazar la salud de la humanidad"

Nos habéis preguntado por este post que dice que “Bruselas es la primera ciudad importante en detener la tecnología 5G por amenazar la salud humana“.  Además, habla sobre los supuestos “efectos biológicos negativos de la radiación inalámbrica en la salud humana”. Este post es una traducción de esta noticia publicada en el medio belga The Brussels Time, aunque el titular se ha modificado para darle un significado más alarmante. El titular original decía que “Las preocupaciones por la radiación detienen el desarrollo del 5G en Bruselas por ahora”. Bruselas tiene unos estándares legales en cuanto a radiación proveniente de antenas especialmente estrictos: 6 voltios por metro, algo que ya causó problemas con la implementación del 4G.

No, no hay evidencias de que la tecnología 5G sea un riesgo para la salud

El 5G, la quinta generación de tecnologías de la telefonía móvil, sustituirá al 4G en algún momento. De momento está en fase experimental pero en algunos sectores ya empieza a generar recelos y achacarle males como Alzheimer, cáncer, diabetes... Ya os explicamos en este texto que no existen evidencias de que los móviles ni el wifi produzcan cáncer ni otras enfermedades, pero hemos hablado con Alberto Nájera, físico y profesor de Radiología y Medicina Física en la Facultad de Medicina de la Universidad de Castilla–La Mancha, para que nos ayude a explicar por qué no hay de qué preocuparse.

¿Qué tontá me compro hoy?

Hace unas semanas me etiquetaron en un comentario en una publicación en Facebook de una, no sé si, empresa que se dedica a promocionar diferentes cachivaches que, según ellos, protegen a las personas de la radiación de móviles o wifis. Si partimos de la base de que está protección es innecesaria, es evidente que serán productos innecesarios. Aunque leyendo sus publicaciones será fácil llegar a pensar que no sólo son necesarios sino que, además, como es lógico, funcionan. Porque si no, sería una estafa ¿no?

Este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso Política de Cookies