Conforme evolucionamos hacia un mundo cada vez más global e interconectado, requerimos que nuestras comunicaciones sean cada vez mas rápidas, que enlacen a un mayor numero de personas, cosas, etc. y que esta conexión se haga de manera casi instantánea. Este nuevo escenario conlleva de una transformación digital de la sociedad en general, y en particular de las industrias, que integran tecnologías digitales en sus procesos industriales. Uno de los principales factores habilitadores, es sin duda alguna el 5G, como demuestra el Plan de Acción 5G propuesto por la propia Comisión. En este plan de acción se define tres tipologías de escenarios de casos de uso y aplicaciones, algunas de las cuales pueden ser atendidas con las actuales redes 4G y otras requieren de capacidades que esperan de las futuras redes 5G.

Este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso Política de Cookies