Imagen Cabecera Publicaciones

Salud y redes móviles 5G: una revisión científica de la investigación sobre campos de RF de bajo nivel por encima de 6 GHz

Publicado en:  Journal of Exposure Science & Environmental Epidemiology

Autores: Ken Karipidis,  Rohan Mate, David Urban, Rick Tinker, Andrew Wood

Abstract:

Un gran uso de los campos de radiofrecuencia (RF) por encima de 6 GHz, en particular para la red de telefonía móvil 5G, ha suscitado la preocupación del público por los posibles efectos adversos para la salud humana. La exposición pública a los campos de RF de 5 G y otras fuentes está por debajo de los límites de exposición humana especificados por la Comisión Internacional de Protección contra Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP).

Esta revisión del estado de la ciencia examinó la investigación sobre los efectos biológicos y en la salud de los campos de RF por encima de 6 GHz a niveles de exposición por debajo de los límites ocupacionales de ICNIRP. La revisión incluyó 107 estudios experimentales que investigaron varios efectos biológicos, incluida la genotoxicidad, la proliferación celular, la expresión génica, la señalización celular, la función de la membrana y otros efectos.

Los bioefectos notificados generalmente no se replicaron de forma independiente y la mayoría de los estudios emplearon métodos de evaluación y control de la exposición de baja calidad.  La revisión también incluyó 31 estudios epidemiológicos que investigaron la exposición al radar, que usa campos de RF por encima de 6 GHz similares a 5 G.

Los estudios epidemiológicos mostraron poca evidencia de efectos sobre la salud, incluido el cáncer en diferentes sitios, efectos sobre la reproducción y otras enfermedades.

Esta revisión no mostró evidencia confirmada de que los campos de RF de bajo nivel por encima de 6 GHz, como los utilizados por la red 5 G, sean peligrosos para la salud humana.

Los estudios experimentales futuros deberían mejorar el diseño experimental con especial atención a la dosimetría y el control de la temperatura, y deben continuar monitoreando los efectos a largo plazo en la salud de la población relacionados con las telecomunicaciones inalámbricas.

Este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso Política de Cookies