Las afirmaciones falsas de un vídeo que asegura que usar el móvil o el ordenador provoca daños en el organismo

La audiencia ha preguntado a Maldita Ciencia por un vídeo en el que un señor llamado Bartomeu Payeras asegura que los móviles y ordenadores tienen efectos perjudiciales en el organismo. El autor del vídeo menciona dos supuestos estudios que demuestran que las radiaciones no ionizantes producen el “efecto Rouleaux” por el que “los glóbulos rojos se apilan”. Según cuenta, “es un indicio de que algo no funciona”. Pero, según los expertos consultados, ninguno de los estudios mencionados es científicamente relevante ni válido. No hay evidencias de que usar el móvil o el ordenador provoque tales efectos perjudiciales en el organismo. 

Qué radiaciones componen el espectro electromagnético...

Radio, microondas, infrarrojos, luz visible, rayos X, rayos gamma… Juntas forman el espectro electromagnético. Además, tienen una importante característica en común: no son perjudiciales para el ser humano, para nuestro organismo o para nuestra salud a los niveles a los que nos exponemos en nuestro día a día. De ahí que en Maldita Ciencia hayamos insistido en que no debemos temer, por ejemplo, a nuestro WiFi, teléfono móvil o a la nueva tecnología 5G.

¿Dormir con el móvil cerca es malo para la salud?

Es una duda muy habitual: ¿las radiaciones que emite el móvil mientras dormimos, aun estando en la mesilla o debajo de la almohada, repercuten en la salud? Están muy extendidos los "terribles efectos" que las radiaciones electromagnéticas que este aparato emite ocasionarían, en teoría, de manera directa (y negativa, claro) en nuestra salud. La realidad es que no hay evidencias científicas de que suponga ningún peligro.

Qué es la tecnología 5G y qué relación tiene con nuestra salud

En la página web de la Fàbrica del Sol, un espacio de educación ambiental promovido por el Área de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, aparecía un contenido titulado "El 5G no es inocuo". Según figuraba al final del texto, en su elaboración ha colaborado M. Carmen Ruíz Martín, médico de familia del CAP Indianes (Montcada i Reixac), experta en medicina ambiental y coordinadora del grupo de patología ambiental de la CAMFiC. En estos momentos la página web no muestra contenido alguno pero se puede ver en Internet Archive.

Alberto Nájera, profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y vocal del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS), ha refutado en este hilo de Twitter varias de las afirmaciones del artículo.

No hay evidencias científicas de que las radiaciones que emite el móvil mientras dormimos, aun estando en la mesilla o debajo de la almohada, repercutan en la salud

Lo sabemos: el teléfono móvil, ese aparato que tenemos habitualmente tan a mano y que hoy en día nos sigue allá donde vayamos, es un foco común de mitos y bulos de toda clase. Los más habituales y a los que queremos referimos en esta ocasión son aquellos relacionados con los "terribles efectos" que las radiaciones electromagnéticas que este aparato emite ocasionarían, en teoría, de manera directa (y negativa, claro) en nuestra salud. Hoy en Maldita Ciencia contestamos a una de las preguntas que más nos habéis planteado: si es o no perjudicial dormir con el móvil en la mesilla, bajo la almohada o cerca.

Lo cierto es que no, por muy cerca que generalmente lo tengas, incluyendo las horas de sueño; por mucho que hables por teléfono o mandes mensajes durante el resto del día, sus emisiones ni te van a causar cáncer, ni van a ser el origen de ninguna otra enfermedad. Si así fuera, y teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad en la que dependemos continuamente del dispositivo, todos nosotros seríamos potenciales víctimas de esas "fatídicas consecuencias". Sin embargo, no hay evidencias científicas que reflejen algo similar.

Las afirmaciones falsas de un audio negacionista del Covid-19 y el 5G

Nos habéis preguntado por un audio en el que un hombre que no se identifica niega la existencia de la pandemia y del SARS-CoV-2 a través de afirmaciones falsas como que "estamos frente a un programa terrible de activación de patógenos, virus, bacterias, parásitos, hongos, algas, etc.". En repetidas ocasiones señala que lo que realmente ocurre es que “se ha iniciado un campo magnético" que provoca "una activación de microorganismos; no solo de un virus, sino de toda la flora microbiana" y que esta es la verdadera causa por la que la gente está enfermando. 

La persona que habla en el audio dice “estar muy empapado en la medicina” o estar “frente a los lugares donde se manejan a los pacientes críticos”. Sin embargo, no hay prueba alguna de que sea así: la única alusión que hace a su identidad durante los casi 10 minutos que dura el audio es que “ni dirá ni quién es ni dónde está” puesto que lo que le interesa “es que se viralice solo el mensaje y no el personaje”. 

El 5g no absorbe el oxígeno...

La audiencia preguntó a Maldita Ciencia por un post de Facebook que dice que "el 5G es una frecuencia que absorbe el oxígeno allá por donde penetra". Para sostener esta afirmación, incluye una captura de pantalla de una disposición general del Boletín Oficial del Estado (BOE), en una de cuyas tablas (Anexo I) se puede leer que "debido a la gran absorción del oxígeno, se reducen los requisitos de planificación de frecuencias en esta banda".

La captura del BOE es real (aquí puedes consultar la disposición general completa) pero se refiere a una frecuencia (60 GHz) que no es utilizada por las redes 5G (que serán las de 700MHz, las que ya utiliza la Televisión Digital Terrestre o TDT). Os lo explicamos.

No, las fundas para inhibir señales inalámbricas del móvil no funcionan

Algunos lectores preguntaron a Maldita Tecnología por unas fundas recomendadas en Internet con “efecto Faraday” que supuestamente sirven para inhibir todo tipo de señales inalámbricas, como el wifi o los datos móviles, y si sirven para que no te “espíen”. Lo cierto es que este tipo de estuches pueden hacer pantalla parcialmente de ciertas señales, pero son de una intensidad limitada, y tampoco funcionan con cualquier frecuencia.

Las radiaciones inalámbricas no aumentan el riesgo de sufrir diabetes

Nos habéis preguntado por un vídeo que está circulando por Instagram y otras redes sociales en el que Sharon Goldberg, que practica la medicina integrativa o alternativa (considerada una pseudociencia) y que está vinculada a movimientos contra las radiaciones desde hace años, afirma que la radiación inalámbrica "está relacionada con un alto nivel de azúcar en sangre y con la diabetes" y que "tiene efectos biológicos demostrados en humanos". También que esto está respaldado por la literatura científica.

Antes del 5G, ya había 4G, 3G…

La pandemia de SARS-Cov-2 ha resultado ser un caldo de cultivo para la desinformación y el 5G ha sido uno de los ingredientes principales. No hay ninguna evidencia científica para decir que el 5G no es seguro, a pesar de que desde antes de la pandemia ya existía una campaña contra él desde la pseudociencia. Pero como os contamos aquí, ni es malo para la salud ni el causante de la COVID-19. La cuestión es que el 5G es, como bien indica su corto nombre, la quinta generación de una red de comunicaciones con la que hemos convivido durante más de tres décadas. Antes ya había 4G, 3G, 2G y frecuencias anteriores que nos hicieron posible llamar por teléfono, sin ir más lejos. Por tanto, ¿qué son las redes ‘G’ y cómo han surgido?

Los colchones no protegen de las ondas electromagnéticas

No es la primera vez que os chirría la supuesta eficacia de algún que otro producto que presume de tener casi, casi, superpoderes: que si desinfección, reducción del efecto de envejecimiento, absorción de ondas electromagnéticas... Aquí ya os contamos lo que sabemos sobre los que supuestamente desinfectan objetos utilizando ultrasonidos o radiación ultravioleta. Esta vez, nos habéis preguntado por un clásico: colchones. En concreto, por aquellos que dicen ser capaces absorber ondas electromagnéticas.

Este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso Política de Cookies